Abrir el corazón

Estándar

Nuestra conciencia de la realidad no es más que una colección de ideas inculcadas a las que elegimos dar crédito, más la información que recibimos a través de los cinco sentidos que nos han inculcado también como válidos. Pero con poca intención que pongamos en investigarlo, entendemos ese esquema de la realidad es completamente parcial e incompleto.

Dice mi maestro que con la práctica continuada de la meditación cada vez es más rápido entrar en el vacío, en cuestión de segundos. Yo necesito pasar por un proceso de adaptación, necesito unos minutos  para que mis cinco sentidos pasen a segundo plano y un ratito más para que todas las ocupaciones y preocupaciones diarias pasen también a un segundo plano.  Adaptación para pasar del modo realidad convencional al modo realidad en el corazón, como si fuese un cambio de ropa o de máscara.

Cuando meditamos con Avihay él nos guía, con sus palabras, con sus mantras… Nos conduce a entrar en el corazón, el corazón como sede de nuestra alma. Mientras estoy en el proceso de soltar mi realidad consciente, escucho “no juzgar, no interpretar…”, efectivamente eso es a lo que estamos acostumbrados, a que nuestra mente tenga el control, hay que soltar, “no involucrarse”. Pasados unos momentos la realidad convencional pasa a un segundo plano y así en un suave fluir de sentidos y emociones van apareciendo sensaciones nuevas, sentidos nuevos, imágenes interiores, voces interiores. Poco a poco se va mostrando una realidad diferente que no es nueva porque siempre ha estado ahí, pero que a fuerza de ignorarla no se hacía presente, era inconsciente. Para mí, ese es el espacio del corazón, un espacio recientemente reconquistado.

En el espacio del corazón se percibe una realidad distinta y se siente más auténtica, se distingue lo que es parte de tu persona de lo que es influencia del entorno, se siente la importancia real de las cosas y lo accesorio cae, el cuerpo se libera de las tensiones. Aparecen ideas que no surgen de la mente, se nota porque no son un simple pensamiento sino que las sientes como una certeza, a veces surgen como una voz interior que te propone soluciones a alguna cuestión de tu vida. Y de todas esas experiencias surge la transformación, vivir a través del corazón me ha dado una perspectiva nueva de la vida.

Sería ideal no tener que vivir en esa bipolaridad, como la pelota de ping-pong, de un lado al otro de la red, a ratos en la vorágine de la realidad convencional y la mente, a ratos armonizándote en la paz del corazón. Con el tiempo y la práctica esa distancia desaparece y ambas realidades se fusionan, no tienes la impresión de ser alguien diferente en un sitio u otro. Con el tiempo… se hace camino al andar… Pero mientras tanto podemos recurrir a la meditación para llegar a experimentar esa realidad expandida. Sin olvidar que la meditación sirve para abrir el corazón, pero ese no es su fin último.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s