La coraza

Estándar

La coraza es una herramienta de protección. Uno se crea una coraza cuando siente que el entorno puede hacerle daño, cuando encuentra que las circunstancias de la vida no te permiten ser como realmente eres o cuando crees que debes mostrarte en apariencia indestructible, ocultando tus debilidades. Cada cual tendrá sus motivos, estos son los míos.

Yo he aprendido a protegerme y cargar con una buena coraza. Sobre todo en relación con el trabajo. De alguna manera he llegado a entender que lo personal no debería afectar a lo profesional, que tenemos que trabajar como autómatas, disimular las debilidades, estar siempre al 100% para rendir, cumplir con el horario de trabajo, ser brillantes en nuestra profesión, tener éxito y reconocimiento social… Tal como lo veo ahora, todo eso no es más que una forma de esclavitud ¿Y a eso lo llamamos ser profesionales responsables? Menudo camelo, lo malo es que me lo he tragado todo entero y para llegar a lograrlo me construí una coraza bien fuerte, hecha de lógica racional, imperturbable, insensible, fuerte. Me construí una coraza bien fuerte, algunas personas me comentaron lo inaccesible que resultaba, la apariencia de fortaleza y control, incluso algunos llegaron a decirme que impresionaba y daba miedo.

Lo cierto es que la coraza es una trampa, un tremendo autoengaño. Crees que con eso te proteges, creas una barrera infranqueable, una barrera entre tu ser íntimo y la vida cotidiana, pero terminas viviendo fuera de ella. Llega el momento en que te identificas con ella, te crees que realmente eres como manifiestas con tu coraza y ya desconoces qué es lo que quedó dentro, qué es aquello que querías proteger. Eso no es malo si terminas siendo uno de esos profesionales de éxito que tan a menudo nos muestran las películas estadounidenses. Pero a menudo esos personajes tienen un lado muy oscuro, el fracaso de las relaciones familiares y personales, ningún tiempo libre ni afición, seres volcados ciegamente en su trabajo, a menudo frustrados o amargados. Nunca se permiten ser ellos mismos. Menuda imagen, a fuerza de verla parece un estereotipo del romanticismo moderno, pero vaya mal ejemplo. Puede que para mi haya sido una suerte el no haber alcanzado la realización profesional que deseaba.

Para saber lo que ocurre en tu interior, Eric Rolf plantea en su libro ‘La Medicina del Alma’ cuatro preguntas básicas que debe hacerse todo ser humano. La primer es: ¿Es el Universo amistoso? Es terrible comprender que tu respuesta es ¡NO!, creer que el mundo es hostil y el ser humano cruel. Si como yo creo, todos nacemos felices, ¿en qué momento de la vida empezamos a escondernos y protegernos del universo? Son muchas las cargas que tenemos que asumir desde pequeños, los roles preestablecidos, las expectativas ajenas y personales, el aparato social. Creamos nuestra propia cárcel pensando que nos protegemos.

Cuando empecé con la meditación encontré que no era capaz de conectar con el sentir, al principio no  me importaba mucho porque sólo deseaba paz. Pero cuando quise explorar dentro de esa coraza encontré frío, oscuridad, tristeza y un vacío existencial. Luego fuí aprendiendo a identificar el sentir, pero sólo me lo permitía en momentos de intimidad, sentía que en la vida real era demasiado peligroso exhibir los sentimientos, tenía miedo de que me hiciesen daño. Para volver a la vida cotidiana necesitaba aislarme, protegerme. Sin embargo la coraza se fue haciendo poco a poco más pesada, me ahogaba. Y llegó el día que, en una meditación, sentí que ya no la necesitaba más, que me sentía suficientemente fuerte en mi interior. Lo sentí como una liberación. No me importa el dolor, si tiene que venir, pero quiero abrirme al sentir, al ser, a comunicar, vivir plenamente. Nunca me he arrepentido, muy al contrario, ahora me siento más fuerte, más libre y más feliz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s