Cambiar los patrones

Estándar

Leí que nos tratamos a nosotros mismos y también a los demás tal como nos trataron nuestros padres. No se si es ciertamente así, o si somos como somos por la educación recibida y el carácter heredado. Mi pregunta es ¿podemos llegar a cambiar nuestros patrones de comportamiento?

Me resulta muy difícil pensar que sea posible, tanto como cambiar el lenguaje materno, hablar en otra lengua con la facilidad del primer idioma que aprendimos. Soy consciente de que en gran medida el modo de comportamiento, la forma de expresarnos, al igual que el lenguaje, es aprendido, porque es fácil observar las diferencias de hablar y comportarse entre distintos países y culturas. Eso me hace creer que puedo cambiar, porque hay cosas de mi forma de ser que a veces me disgustan, incluso que me enfadan mucho. Y a veces me gustaría saber cómo se hace para soltar esas maneras de ser y expresarme, quisiera poder borrar esos patrones, reprogramar mi cerebro.

He leído que se puede cambiar en 21 días, otros dicen que son 66, se habla de la plasticidad del cerebro, de epigenética. Mario Alonso Puig sostiene que con la actitud podemos modificar nuestros genes y como el cerebro está hecho de neuronas que se regeneran constantemente, en un tiempo nuestro cerebro puede haber mutado a una estructura genética diferente. En fin, parece que la ciencia actual contempla diversas posibilidades de cambiar, por tanto se debe poder hacer o al menos se puede intentar.

Después de analizar la cuestión desde el punto de vista de la mente y el conocimiento, someto el tema al análisis del corazón. La meditación me lleva a aceptar y abrazar mis circunstancias, en la calma profunda todo está en equilibrio y es perfecto, tal y como es. Observo entonces la exigencia a la que me someto, la frustración que me causa no aceptar mis patrones, mi herencia. ¿Es necesario? ¡NO! Habrá cien mil maneras más amorosas con las que tratarme y tratar cualquier circunstancia en la que mi comportamiento sea mejorable. Y  así, con paciencia y ternura, si ha de llegar un cambio, llegará a su debido tiempo. Sin necesidad de fustigarme ni presionarme, tranquilamente y disfrutando del camino de la vida.

Que sabio es mi corazón, como sabe llevarme al buen camino, ¿no es maravilloso?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s