Meditación y Reiki

Estándar

Ayer participé en una de las sesiones que organiza mi maestra de Reiki y amiga, Mari Carmen Coca. Fue una experiencia tan bonita que os la  tengo que contar.

Ella participa en una organización que plantea sesiones de meditación y Reiki en centros de salud. Le va bien porque lo hace cada día y en distintos centros. A las sesiones acuden tanto el personal del centro como pacientes, en general por propia iniciativa, pero también por recomendación de los asistentes sociales o los médicos. El esquema es sencillo, primero Mari Carmen lee alguna página sobre Reiki, así la gente entiende un poco sobre lo que se hace allí. Luego se hace alguna meditación guiada, de este modo es más fácil para aquellos que no saben o no tienen costumbre de meditar. Después de la meditación un poco de tiempo para compartir la experiencia, muy brevemente. Mari Carmen pregunta a cada uno que tal le ha ido, en general la respuesta es un sencillo “bien”, otras veces algunas personas comentan algo o se plantean dudas; sin entrar en debates se comentan emociones y se resuelvan dudas. Finalmente se disponen sillas en fila, tantas como personas que vayan a dar Reiki y se va tratando a quien lo desee, los demás se van. Sólo 10 o 15 minutos, a veces tratando alguna dolencia concreta, otras acercando las manos donde sentimos que se necesita. Tranquilamente y en silencio, los que han terminado se van marchando. En total son dos horas, o tres si hay mucha gente para recibir Reiki.

Esta es la mera descripción de la situación, pero lo importante viene ahora. Es una experiencia tan maravillosa, simplemente ver cómo las personas allí reunidas compartimos la meditación; la energía y la paz que se sienten ya sólo por si mismas tienen un efecto poderoso. Los pacientes encuentran ese punto de calma y tranquilidad que nos son tan necesarias. Después, al compartir emociones y experiencias, vemos como otros pacientes del centro atraviesan por situaciones similares, aprendemos de ellos, se resuelven dudas, encuentran consuelo y apoyo, lo agradecen mucho.

Ahora llega la magia. Me da igual que algunos que se tienen por científicos, mantengan que todo esto es un engaño. La energía se siente en uno mismo, la sensación de la expansión del corazón, la vibración de un amor incondicional, la plenitud y la paz. Esto es lo que experimenta el terapeuta de Reiki y lo transmite al paciente aunque no haya contacto. Y desde luego que se nota, las personas se emocionan, se calman en su interior, se alivian sus dolencias, encuentran el ánimo y soluciones concretas para sobrellevar el proceso de enfermedad. Por eso vuelven y es muy interesante porque se observa la evolución, eso también anima a los demás y es muy gratificante para el terapeuta. Parece mentira que algo tan sencillo lo tenga que proponer, promover y realizar un equipo externo al sistema sanitario y sólo con voluntarios. Ojala sirva para que aprendan y mejoren. En estas sesiones queda claro que somos seres sociales, rompiendo las barreras personales nos ayudamos y nos sentimos mejor. Sin embargo la sanidad que tenemos hoy día está muy individualizada, despersonalizada, queda mucho por aprender.

Algunos se preguntarán qué impulsa a los voluntarios, entre los que me incluyo, a participar en estas sesiones. Cuando terminamos, los voluntarios nos dimos un abrazo de grupo, llenos de gozo, encantados y agradecidos de compartir algo tan bonito. Meditar en grupo ya es especial, nos permite expandir más el corazón. Pero cuando se ayuda desde el corazón y la compasión, entiendes que tu paciente es tu maestro, te ayuda a entender mejor la vida, sanas una emoción que es tu propia emoción, al ayudar a quien tienes enfrente y te ayudas a ti mismo. Como dice el doctor Ihaleakalá Hew Len, maestro de la técnica Ho’oponopono, los terapeutas necesitamos de pacientes para sanarnos a nosotros. Es la oportunidad de participar de una conexión humana que te hace sentir más grande, comprender la magnificencia del ser humano cuando vibra con el amor. Gracias Mari Carmen, por tu entrega.

Pregunta en tu centro de salud, a lo mejor estamos por allí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s