Liberarse del ego

Estándar

Un visitante, periodista irlandés, le preguntó abiertamente “¿Tengo razón al creer que usted es Dios?” Sri Ma respondió, “No existe otra cosa que no sea Dios mismo, todo y todos no somos más que formas de Dios. Dios está también en ti, para traer darshana”. El insistió, “¿Por que estás en este mundo?”, “¿En este mundo?”, contestó Sri Ma, “No estoy en ningún sitio, reposo en mi interior” Durante la misma conversación el irlandés dijo “Yo soy cristiano”, Sri Ma respondió “También yo, cristiana, musulmana, lo que quieras que sea”. (Extraído y traducido a mi manera de http://www.anandamayi.org/paramahansa-yogananda-2/)

Estas palabras de Anandamayi Ma aparecieron inadvertidamente en mi mente tal como surge una melodía, una y otra vez daban vueltas en mi cabeza. Estaba en el retiro de Avihay en diciembre “Renacimiento en el Ser”.

Me interesé por la biografía y obra de esta santa porque Avihay suele poner su foto junto a una vela, acompañada de Babaji y Ramana Maharshi. La información que leí en internet no me interesó demasiado, me resultaba un poco extraña una persona que parecía vivir en una dimensión diferente de la muestra, como ausente. Pero precisamente ese párrafo si que me llamó la atención, quizás por extraño. ¿Qué significado tiene eso de que puedo ser “lo que tú quieras que sea”? Para mi sonaba a falta de identidad, a alguien voluble y cambiante. No son cualidades que personalmente valore. Sin embargo, por alguna misteriosa razón a medida que transcurría el retiro y resonaban esas palabras en mi mente, cada vez cobraban más sentido. Finalmente me transmitían una sensación de profunda sabiduría, algo sublime, nítido, maravilloso.

Desde mi perspectiva pensaba que tener una identidad era algo importante, tener algo que te defina como persona, sin embargo Anadamayi no tiene interés en definirse, le da igual que la veas como una u otra cosa. Ahora está claro, ¡cómo puede alguien que comprende que es divinidad pura limitarse a una definición tan simple! Cuando Dios está en ti y tu te sientes parte de la totalidad, no puedes entrar en un traje tan reducido como para creer que soy esto o aquello. Simplemente porque el infinito de las posibilidades está en tu mano, es tu elección.

No ser nada, al meditar, no es comparable a disolverse o desaparecer. Lo maravilloso de entrar en ese vacío es sentir ese punto donde se juntan las imágenes del ying y el yang, donde la nada se convierte en un infinito armonioso y perfecto. Se rompe la barrera del ego y pierde su significado. En la vida diaria, significa una liberación, no es necesario sujetarse a ningún esquema mental preconcebido. Simplemente puedo sentir en cada instante, vivir y expresar desde lo que siento, sin importar ni la imagen que pueda proyectar al resto de personas, ni mis propias creencias sobre lo que soy o debería ser. De algún modo eso es Renacer en el Ser, como nos enseña Avihay.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s