Vacaciones

Estándar

No lo vi venir, empezó con una sensación continua de falta de tiempo, por mucho que quisiera seleccionar las tareas, mi agenda estaba siempre completa. Además del trabajo y de las tareas necesarias de cada día, también las actividades dedicadas a la familia, amigos, entorno social y por supuesto, también para mí. No he olvidado dedicar tiempo para lo que para mí, a nivel personal, eso es importante.

Sin embargo, sin que yo lo advirtiera, algo cambió de tal manera que empezó a disolverse la diferencia entre trabajo, ocio y satisfacción personal, todo se convirtió en quehacer y no me daba tiempo. Intenté aplicar los ajustes y medidas para resolverlo como si fuese algo transitorio, pero lejos de pasar, empeoraba. Llegó el momento en que todo me venía mal, todo me agobiaba. Físicamente también lo noté, cansancio, cansancio continuado. Un catarro, otro, que extraño… Finalmente me di cuenta, era puro y simple agotamiento.

Me agoté y no entendía por qué había pasado, al fin y al cabo mi nivel de actividad tampoco había cambiado tanto en estos últimos días. Lo que hace unos meses era normal, relajado y hasta placentero, ahora se había convertido en algo apenas soportable. Mi cuerpo reclamaba ansiosamente parar, soltar toda actividad o pensamiento, lo único que me pedía y el cuerpo era silencio, soledad y acercarme a la naturaleza para recargarme en ella. Necesitaba vacaciones.

Busqué en mi interior intentando encontrar la causa de este agotamiento y encontré una respuesta. Es un ciclo. Parece que de tanto en cuanto mi cuerpo necesita períodos de descanso, espacios vacíos donde soltar toda actividad, preocupación o expectativa, para simplemente reposar y dejar ir toda aquella carga innecesaria. Esto incluye actividades, proyectos, emociones, pensamientos… Y eso es exactamente lo que estoy haciendo, en la medida de lo posible, atender esa necesidad de descanso por un período que será largo, probablemente durante todo el verano.

Hay un ciclo que se cierra y estoy haciendo espacio para algo nuevo que viene, algún cambio que todavía no se en que consistirá, pero tampoco me voy a preocupar. Simplemente me entrego al descanso, una alimentación saludable, compañía amorosa y el amor de la naturaleza. De momento es lo que necesito. Afortunadamente la vida me provee con todo aquello que necesito.

Gracias a la vida, una vez más.

 

 

Anuncios

Un comentario »

  1. Está muy bien entender qué le pasa al cuerpo, darse cuenta de estas situaciones y tomar medidas antes de que el cuerpo lo haga por uno mismo, pillando una gripe, sacando a relucir una úlcera o cosas así.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s